17 oct. 2010

Perspectiva.

Cambio sideral. Llegaste y mi cabeza dejó de funcionar. Apareciste en el momento indicado, cuando más sola me sentía. Cuando mi corazón estaba desbordando de amor para dar. Sólo tomaste de él algunas gotas derramadas, pero creo que fueron suficientes para que te dieras cuenta de que puede haber muchas más.

-Te pienso y me quedo muda.- No sé que más decir, no sé qué más hacer, no sé que más puedo llegar a sentir... no lo sé.

(160)

26 ago. 2010

SSCSEONAPR



Se siente como si el oxígeno no alcanzara para respirar.

19 ago. 2010

14 ago. 2010

No tiene sentido, no vale la pena (leerlo).

No me puedo decidir del todo. No sé si arrepentirme de haber dejado que me hayas besado. No sé si festejar mi derrota o llorar el que ya no estés más en mi camino. Practicamente es tan dual lo que me pasa por las venas que no consigo desprenderme de uno para quedarme con el otro. Me están haciendo mal las dos cosas a la vez, están consumiendo mis sueños, mis pensamientos, mi tiempo.
Una vez alguien me dijo que yo decido como perder o usar mi tiempo y creo que tiene razón.
No debería malgastarlo esperando a que la mitad del cobarde reaccione. No debería sacarme los tacos y caminar descalza, no debería confiar más. Debería agarrar mi celular, el facebook, el msn, mi agenda, aquel chip del celu anterior y eliminarlo de todos ellos. También debería despedirme de esos contactos intermedios que sólo complican la vida. Debería mudarme de ciudad y construir mi nuevo yo. Teñirme el pelo de rubio, alisarlo por completo y hasta debería pasar por el quirófano y hacerme un retoque lolístico.
Debería volver a decirte: "lo siento, pero desde hace rato que dejé de temerte, desde hace rato dejé de alejarme de vos, desde ahora sólo quiero intentar amarte".


(...)
Lo hice y no funcionó, aún así no me arrepiento. Sé que no eras quién merecía mi amor.

(Nunca lo imaginaste, lo supe al escucharte, nunca. Eso no es amor.// La incoherencia se debe a mi estado emocional.)

9 ago. 2010

Careta. (Quién II)

No creo que algún día vuelva a confiar en vos. Me defraudaste, hiciste todo eso que sabes que odio que hagas. Me mentiste. No supiste separar tu gran idolatría hacia vos y me dejaste herida. Pensé que todo aquello había quedado en el olvido, que habías entendido mi forma de quererte y que eso que tenemos se basa en confiaza y en los actos desinteresados -entre otras cosas-. Evidentemente eso no pasó por tu cabeza cuando volviste a pensar en vos. Acabas de demostrarme que ese pequeño defecto que te distingue de mi sigue latente, cada gesto que pretende y parece ser bondadoso desdibuja cada vez más tu imagen. Te observo detenidamente y me acerco pero no del todo para no volver a quemarme. -Es que todavía me arde.-
Se siente un vacío inmenso.

1 jul. 2010

Adiós goma de borrar *

Dejé atrás todo aquello que me perturba, dejé de dar vueltas en espiral sobre aquello que no me lleva ni a lo bueno ni a lo nuevo. Salí de lo que llamo "más de lo mismo ", de esa monotonía que desde hace años me persigue como si fuese mi sombra. He decidido cambiar el rumbo, me aparté con valentía de lo que oprime el pecho y no me deja respirar.

Me transformé en lo que "mi" ahora me pide. En lo que siento, en lo que quiero.

En este "ahora" me estoy despidiendo de todos mis miedos. - El miedo a perder, a ganar. El miedo al amor, al éxito, al triunfo, al fracaso.- En este instante estoy enfrentado a cada una de mis (mismas) derrotas e intentando jugar con las fichas indicadas, y (si es preciso hacerlo) estoy decidida a apostar.

No quiero dejar de "estar" ni de darle "vida" a mi cuerpo y tiempo.

Motivación. Crecimiento. Ser capaz. Desprendimiento de costumbres. Impulsos. Liberación de culpas y reproches. Mente en calma. Escuchar mi corazón. Dejarme ver, oír, sentir. Definitivamente ser feliz.

Dejé el lápiz con el que solía escribir (aunque su permanencia quedará plasmada en aquellas hojas que no he de tirar ni de volver a usar). Lo cambié por otro y tomé una nueva hoja en blanco. Nuevamente Comenzaré a trazar otras líneas de colores.

*Me sincero.

23 jun. 2010

Atorranta se sincera por primera vez

Te abrazo y me detengo a pensar qué es lo que estoy haciendo, si está bien. Te suelto. Me mirás. No entendés y yo tampoco. Percibís que "algo" me pasa, que hoy una una nueva y extraña sensación corre por mi cuerpo. Se me nota en la cara, se me nota en los dedos de los pies. Me delata la sonrisa.
Mis mejore amigas dicen que ya no soy la misma, que dejé de lado mi costado más duro para ser la reina de la cursilería, que ahora hablo más dulce y que ningún problema empaña el brillo de mis ojo.
Odio amarte así, odio que me causes tanta inseguridad, tanta perdida de identidad. Odio que veas lo vulnerable puedo ser. Y también odio que me ames y que te hayas quedado para cuidarme, para abrazarme al dormir y para atender el teléfono cada vez que lo hago sonar. Me obligas a vivir así y a mostrarme tal cual soy. Me obligas a no poder estar sin vos.

Me enamoré y no lo pude prever, perdí el juicio. Estoy presa.

-Y vos lo sabes, lo sentiste aquella noche en la que te abracé.-